BHUTAN-INFORMACIÓN GENERAL

CAPITAL

Thimpu

BANDERA

La magia del "Reino del Dragón"

Bután se levanta entre las elevadas montañas y valles asiáticos de China e India, absorbiendo sus influencias y generando en sí misma una multiplicidad de costumbres y religiones que varían de una región a otra con singular misticismo.

Su nombre puede derivar de la palabra sánscrita “Bhu-Uttan” que significa 'Tierra Alta'. Según otra teoría derivaría igualmente del sánscrito, de la palabra “Bhots-ant”, que significa “fin del Tibet” o “sur del Tibet”. Sea como sea, algunos butanenses, los Dzongkha, llaman a su país 'Druk Yul' (Tierra del Dragón). Por la serenidad y virginidad del país y sus lugares turísticos, Bután actualmente es conocido a veces como El Último Shangri-La.

El Reino de Bután ha permanecido voluntariamente aislado del exterior durante siglos, este aislamiento ha dado a Bután un halo de misterio y autenticidad que junto a su espectacular paisaje alpino hacen de él uno de los destinos más codiciados para todos los viajeros que puedan permitirse el elevado precio de sus permisos. Actualmente camina sus pasos en la modernidad de los tiempos contemporáneos aunque manteniendo las costumbres, festividades y religiones de tiempos ancestrales.

EXTENSIÓN

47.000 Km2

POBLACIÓN

1.865..000 habitantes.

ETNIAS :

Los butaneses son de raza mongol llegados desde el norte hacia el siglo VII. Sociedad de tipo nómada y pastoril en sus principios fue transformándose gradualemnte en agrícola. Los principales grupos étnicos son los bhutias y los tibetanos (50%). Las minorías étnicas se hallan separadas geográficamente: los ngalong en el oeste, los sarchops en el este; y los nepaleses (35% de la población) en el sur. Están también los lepchas (pueblo nativo) y los santal (descendientes de inmigrantes de la India). El 95% de los profesores y el 55% de los funcionarios públicos son de origen indio.

IDIOMA

La lengua oficial es el dzongkha. También se hablan varios dialectos nepalíes y tibetanos. Los buthias hablan varias variantes lingüísticas del Tibet y los nepaleses, varias del Nepal.

BIENVENIDA   

Los butaneses creen en la frase "la Kuzuzangpo", es decir, la esperanza se encuentra en buen estado de salud. En la tradicional bienvenida, el huésped es recibido con "Khadar", una especie de bufanda que se pone alrededor de su cuello. Presione las palmas de las manos hacia el frente y decir Kuzungpola con un gesto corto o arco.

VISADO A LA LLEGADA   

Validez Pasaporte: 6 meses

Fotos: 02 tipo pasaporte 

Visado: Copia de pasaporte en color y les enviaremos copia de visado por mail. A la llegada en Paro se ponen sello en pasaporte. 

-No hay Embajada de los EE.UU. o Consulados en Bután, así que nadie será capaz de ayudarle si usted llega sin la documentación apropiada. 

Subsidio libre de impuestos: Los siguientes artículos están permitidos por persona:

• 1 litro botella de licor. 

• 250mls de perfume, 200 cigarrillos o 50 puros o 250gms de tabaco (hay 200% de impuesto sobre el 

   tabaco y debe tener el recibo de Compra).

• Moneda - sin restricciones.

• Regalos / Souvenirs - No hay restricciones.

Por favor, tenga en cuenta la exportación de antigüedades originales, objetos religiosos y manuscritos están estrictamente prohibidas.

FUMAR

Está prohibido vender o comprar cigarrillos o productos de tabaco en Bután. El no está prohibido fumar en las áreas apropiadas y puede llevar a una pequeña cantidad para su uso personal. Por favor, tenga en cuenta el deber de un 200% se aplica a todos los productos del tabaco importados y usted tiene que mostrar un recibo válido de su compra para evitar la confiscación.

RELIGIÓN

La mayoría de la población (69,6%) es budista mahayana, que es la religión del Estado y muchos viven en monasterios budistas, que son también grandes centros educativos. El 24,6% de la población profesa el hinduismo, principalmente los nepaleses del sur de Bhután y el 5% es musulmán

GEOGRAFÍA

El reino de Bután se sitúa al sudeste de Asia, entre China e India y es un país que no tiene ninguna salida al mar.  Bután marca sus límites territoriales por los accidentes de la naturaleza. Por los lados está flanqueado por dos imponentes levantamientos que se extienden a lo largo de una jungla impenetrable: el Himalaya y los Duars. Al norte y nordeste tiene al místico Tíbet mientras que por el sur y sudeste linda con la India y por el  oeste, con Sikkim.

La orografía es montañosa y el borde de la frontera tibetana sigue la meseta incluyendo el Kula Kangri (7.755 metros de altura) y otras elevadas cimas. Desde las alturas, la impresión de la geografía del país es de un acompañamiento innumerable de montañas divididas únicamente por los valles fluviales. Así también está organizado el país: cada valle corresponde a una tradición cultural autónoma y a menudo muy diferente de la población del valle vecino. Son siete los principales valles fluviales del país y su anchura oscila entre uno y cuatro kilómetros.

Los ríos, ninguno de los cuales es navegable, son todos tributarios del río Brahmaputra. El acceso al agua potable es bastante limitado y las violentas tormentas provenientes del Himalaya han dado origen al nombre del país: la Tierra del Trueno del Dragón. Pero son también sus grandes ríos los que han estado dando vida a este país durante milenios. Más del 70% del terreno es bosque, con más de 5.000 especies de plantas, de las cuales 300 son medicinales y una cuarta parte del reino constituye el conjunto de las áreas protegidas.

FAUNA Y FLORA

Las riquezas naturales de Bután están condicionadas por su geografía. En la zona del Himalaya Central encontramos hermosos valles que oscilan entre los 2.000 y 3.000 metros de altitud y están separados por cadenas montañosas que llegan a alzarse hasta los 5.000 m. Ahí es precisamente donde los conocedores del país aseguran que se encuentra lo esencial de la cultura butanesa.

Las temperaturas van desde las subtropicales en el sur y las alpinas en el norte. De ahí que la población haya escogido las zonas de clima más suave y uniforme para vivir. Los Duars están recubiertos de pastos tropicales y de sabana. El bosque subtropical de pinos y dipterocarpáceas en las laderas meridionales deja paso a partir de los 1.000 metros a un bosque mixto de zona templada, al que siguen los pastos alpinos, otras herbáceas y arbustos por encima de los 4.000 metros.

CLIMA

El clima de Bután es muy variado según la zona: subtropical en las planicies meridionales; los inviernos son frescos y los veranos calurosos en los valles centrales; y en la zona del Himalaya, son gélidos los inviernos y frescos los veranos. Pero en general, de diciembre a febrero el clima es muy frío, y entre mayo y septiembre llegan las fuertes lluvias de los monzones.

La mejor época para ir es en primavera, cuando en los campos brotan coloridas alfombras de flores y todo tipo de vegetación. Pero el paisaje otoñal es también sobrecogedor, pues el agua de los monzones limpia la atmósfera haciéndola increíblemente cristalina.

EQUIPO DEL VIAJERO

Se recomienda llevar ropa de algodón y calzado cómodo, un chubasquero, buen abrigo y repelente contra los insectos para los meses más calientes.

BREVE DESCRIPCIÓN HISTÓRICA

La Historia de Bután de los primeros tiempos es oscura. Probablemente este país fuera habitado ya en el año 2000 aJC, pero poco se sabe de estos tiempos remotos, hasta que el budismo tántrico se introdujo en el siglo VIII de nuestra era.

La historia política de Bután está estrechamente relacionada con su historia religiosa y con las relaciones entre varias escuelas monásticas y monasterios.

La consolidación de Bután como Estado empezó hace 300 años. Ngawang Namgyal, un lama del Tíbet, derrotó tres invasiones tibetanas, subyugó a las escuelas religiosas rivales, codificó un sistema de leyes comprensible y se estableció como gobernante (shabdung) sobre un sistema de administradores eclesiásticos y civiles. Después de su muerte estalló una contienda civil que, durante los 200 años siguientes, absorbería todo el poder del shabdung hacia los gobernadores regionales y líderes locales. En 1885, la autoridad central reclutó ayuda china para aplastar a los gobernadores más poderosos. Contra todas estas medidas se opuso un líder tongsa local, Ugyen Wangchuck, quien se encargó de conseguir una presencia británica en la zona. En 1907, tras la muerte del shabdung, Ugyen se convirtió en el primer rey heredero de Bután.

En 1910, el rey Ugyen y los británicos firmaron el Tratado de Punakha, en el que se acordaba que la India británica no interferiría en los asuntos internos de Bután si este país aceptaba consejos británicos en sus relaciones exteriores. Cláusulas parecidas incluía el Tratado Indo-butanés de 1949 firmado con la India independiente. El 8 de agosto de 1949 Bután se independizaba de la India.

RÉGIMEN POLÍTICO

Monarquía constitucional (aunque sin texto escrito) desde 1953. Relación especial por tratados con la India.

El monarca Jigme Dorji Wangchuck fue elegido rey después de la Independencia de la India; se le considera el padre de la Nación, debido a sus planes de desarrollo. Su sucesor Jigme Singye Wangchuck se preocupó durante su reinado por la cultura del reino y el cuidado del ambiente. En 2004 prohibió el fumar en todo el reino. Jigme Singye Wangchuck fue coronado en julio de 1972 y reinó hasta el 15 de diciembre de 2006 fecha de su abdicación, entregando el trono a su hijo Jigme Khesar Namgyel Wangchuck. La noticia se conoció a través de un decreto escrito por el mismo Monarca.

De norte a sur Bután se organiza geográficamente en tres regiones: el alto Himalaya en el norte, las colinas y valles del centro, y las planicies del sur. Administrativamente está dividido en 18 distritos (o dzongkhang): Bumthang, Chhukha, Chirang, Daga, Geylegphug, Ha, Lhguntshi, Mongar, Paro, Pemagatsel, Punakha, Samchi, Samdrup Jongkhar, Shemgang, Tashigang, Thimpu, Tongsa, Wangdi Phodrang.

CIUDADES IMPORTANTES

Thimbu, la capital, 35.000 hab. (2003).

Otras ciudades: Phuntsholing 54.300 hab.; Punakha 20.700; Samdrup 13.200 (2000). Paro (punto de entrada y aeropuerto) 

DÍAS FESTIVOS

8 de agosto, Día de la Independencia (1949, de India); 17 de diciembre, Día Nacional (1907); 2 de agosto, Cuaresma Budista; 30 de octubre, fin de la Cuaresma Budista.

FIESTAS DESTACADAS.

La fiesta del Tsechu celebra la llegada del santo del budismo mahayana Guru Rimpoche, los Tsechus se celebran anualmente en cada distrito aprovechando las paradas entre la siembra y la recolección. Casi todos los monasterios budistas de Bhután están cerrados para los extranjeros excepto en el periodo Tsechu.

La Bendición de los Arrozales. Dentro de las fiestas más importantes que se celebran en el país, encontramos la denominada "bendición de los arrozales" que se da cita en la primavera. En esa época se realiza una larga procesión que lleva a hombres y mujeres a descender de la colina hasta el primer campo regado, pues se mantienen a los demás secos hasta pasado el evento. Una vez abajo, los hombres se quitan las ropas y las mujeres corren a arrojarles copos de barro. A continuación de escenifica una batalla en el agua en la que ganan las mujeres echando a los campesinos del campo en un gesto que se considera como de buen augurio para una cosecha abundante.

Las Bodas. Una de las costumbres más singulares de Bután es la manera en la que celebran las bodas. La ceremonia dura varios días y comienza en el umbral del dzong cuando la futura suegra recibe a la esposa y le ofrece la blanca faja augural. La esposa recibe la bendición del lama en el patio del dzong y luego se dirige a la habitación donde la espera el marido. Ahí se intercambian otras fajas blancas de buen augurio. Posteriormente, se sientan junto al altar y se les sirve el té de azafrán arroz dulce. Luego el lama ofrece una oración y se coloca en el centro de la habitación un gran recipiente lleno de chang (cerveza) y el lama lo ofrece a la pareja que luego de probarlo recibe la bendición. Después, cada invitado ofrece una faja augural al esposo y otra a la esposa.

ECONOMÍA

Es una de las economías más pequeñas y menos desarrollada del mundo, basada en la agricultura y en los productos forestales, que proporciona el sustento a un 90 % de la población y supone el 50 % del GDP. La agricultura es de granjas y cría de animales. Las escarpadas montañas dominan el paisaje y hacen difícil y cara la construcción de carreteras y otras infraestructuras. Por otra parte la economía depende en gran parte del comercio con la India, ya que la industria es artesanal en su mayor parte y carece de tecnología y en consecuencia, hasta para la construcción de carreteras se emplea mano de obra india inmigrante. La energía hidroeléctrica y el turismo son las llaves del desarrollo del país, aunque el gobierno limita el número de turistas al año a 4.000, disminuyendo así sus ingresos. De todas maneras, el gobierno ha conseguido aumentar la base productiva del país y ha mejorado los servicios sociales, pero el desarrollo sigue impedido por el deseo del gobierno de proteger sus tradiciones y su entorno natural. La balanza de pagos del país permaneció estable con unas reservas confortables. Las precauciones fiscales planeadas sugieren una cierta estabilidad económica, pero los excesivos controles y las políticas poco definidas, como las licencias fiscales, el comercio, el trabajo y las finanzas, son un freno para la inversión extranjera.

PESOS Y MEDIDAS

Sistema métrico decimal.

MONEDA OFICIAL:

La moneda oficial es el Ngultrum (BTM). Un BTM equivale a 100 chetrum. Monedas de 5, 10, 25 y 50 chetrums y 1 ngultrum. Billetes de 1, 2, 5, 10, 20, 50 y 100 ngultrum. La moneda india también es de curso legal.

MONEDAS DE USO TURÍSTICO  HABITUALES :

Es conveniente llevar divisas conocidas tales como el dólra USA , la libra británica o el euro.

TARJETAS DE CRÉDITO HABITUALMENTE ACEPTADAS :

Las tarjetas de crédito están limitadas a las más conocidas, tales como la American Express, pero no servirán para mucho ya que no hay cajeros automáticos.

Conviene llevar dinero en efectivo o "traveller checks", ya que las tarjetas de crédito no son aceptadas en muchos lugares de Bhután.

CHEQUES DE VIAJEROS :

Se pueden cambiar los cheques de viajes en cualquier banco y en la mayoría de los hoteles.

CONTROL DE DIVISAS A LA ENTRADA Y DE MONEDA LOCAL A LA SALIDA :

Existen normas locales muy rígidas sobre controles monetarios.

Hay una tarifa diaria para los turistas, de 200 dólares americanos, que incluye el hospedaje, la comida, el transporte por tierra dentro de Bután, servicio de guía y algunos otros programas culturales. Pero hay que tener en cuenta que los grupos con menos de cuatro personas deben pagar un recargo de 20 dólares americanos por persona en un grupo de tres y 40 dólares americanos por cada viajero solitario, quedando cubiertos los gastos de bebidas, lavandería u otros servicios como los tradicionales baños calientes de piedra.

LUGARES DE CAMBIO:

Se puede cambiar moneda en los bancos y en los hoteles. Bután tiene dos bancos con sucursales a lo largo del país.

HORARIOS

DIFERENCIA HORARIA CON ESPAÑA:

GMT/UTC +6

Cinco horas más que en España en invierno y cuatro en verano (no adoptan horario de verano)

HORARIOS DEL COMERCIO:

De 10,00 a 19,00

HORARIOS DE LOS BANCOS :

Los bancos trabajan sólo por la mañana

DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA LA ENTRADA AL PAÍS:

Los distintos reyes de Bután mantuvieron su reino deliberadamente aislado hasta el año 1974. Herencia de esa política aislacionista es el actual y complicado sistema de filtro de entradas, justificado por el gobierno como una defensa contra el negativo impacto que supone el turismo para el paisaje y las gentes de Bután. Este sistema se basa en una limitación a la hora de entregar visados a individuales y un elevado precio por cada día de estancia (200$ apróx.) lo que obviamente disuade a muchos viajeros. Como consuelo, en esos 200 $ están incluidos los gastos de transporte, alojamiento y servicios de guía.

Para entrar en Bután es necesario haber reservado y pagado ya el viaje. Se debe reservar con antelación ya que en temporada alta hay mucha demanda.

Los visados de Bhután los tramitan las agencias locales, pero se formalizan y entregan en el aeropuerto de Paro, si se entra al país por aire, o en Phuentsholin si se hace por carretera. El visado debe solicitarse a través de un operador turístico de Bután, que a su vez remitirá la solicitud al Ministerio de Turismo y posteriormente al de Asuntos Exteriores para su definitiva aprobación en un trámite que suele durar una semana. Para los que llegan por aire, con “Druk Air”, la única compañía que opera en Bután, es importante recordar que la compañía no emite los billetes hasta que no recibe la confirmación del visado por parte de las autoridades de Bután.

Al llegar a los puertos de entrada se sella el visado en el pasaporte después de entregar una foto y haber pagado 20$. El tiempo máximo de validez es de 15 días que se pueden ampliar hasta seis meses gestionándolo a través de operador turístico.

DOCUMENTACIÓN NECESARIA A LA SALIDA :

Ningún trámite especial para los turistas cuya estancia no haya superado los días concedidos.

TASAS DE ENTRADA / SALIDA :

No existen tasas de aeropuerto.

ADUANAS

Existen controles aduaneros muy rígidos sobre antigüedades y objetos religiosos. No está permitida la salida del país de imágenes de Buda.

INFORMACIÓN SANITARIA

VACUNAS:

Según el Ministerio de Asuntos Exteriores español, no se exige ninguna vacunación específica, aunque en ocasiones se requiere la vacuna contra la fiebre amarilla, si el turista ha visitado países de riesgo, y es conveniente tomar precauciones con la alimentación.

ESTADO SANITARIO GENERAL :

Hay que tener en cuenta que los servicios médicos locales son limitados. Es posible recibir asistencia básica en casos de emergencia, pero para intervenciones quirúrgicas complejas, es aconsejable salir del país.

La diarrea es quizás la enfermedad más común de los viajeros a Bután. La mejor norma para evitarla, así como otros desarreglos intestinales es no comer ninguna fruta o verdura que no tenga piel o que pueda ser cocinada sin  estar seguros de la higiene de la cocina.

Para los que vayan a hacer “trekking” es importante recordar la protección de los ojos con gafas de alta filtración así como la de la piel y los labios con cremas de alto factor de protección. A partir de los 3.000 m hay que vigilar la aclimatación para evitar el mal de altura; es importante beber mucho líquido y hacer que la subida sea lo más gradual posible, incluyendo para algunos “trekkings” alguna jornada de aclimatación.

En caso de enfermedad grave o accidente, el mejor hospital es el National Referral en Thimbu, con buenos médicos pero no llega al nivel occidental, por lo cual en muchos casos lo mejor es volar a Bangkok donde se encuentran excelentes hospitales.

DROGAS:

1) Tráfico de drogas: de uno a diez años de prisión, según la cantidad incautada.

2) Consumo de drogas: hasta 6 meses de prisión.

NIVEL SANITARIO DEL AGUA :

El agua corriente no es potable en Bután y es difícil encontrar agua mineral con garantías fuera de Thimbu. Es recomendable beber siempre bebidas embotelladas o infusiones, ya que en este último caso el agua ha sido hervida previamente. Una de las formas más eficaces para potabilizar el agua es calentarla hasta la ebullición. También se pueden comprar productos potabilizadores con íodina o bien, aunque salen algo caros, los filtros de agua de calidad pues aseguran la eliminación de patógenos en un 90%.

COBERTURA DE LA SEGURIDAD SOCIAL ESPAÑOLA :

Se recomienda la contratación de un seguro de viaje. Infórmese en su agencia de viajes. Es imprescindible cerciorarse de que el seguro médico cubre los gastos sanitarios en el extranjero. El seguro médico debe incluir también la repatriación para casos de urgencia.

ARTÍCULOS SANITARIOS QUE LES  RECOMENDAMOS SE LLEVEN DESDE ESPAÑA :

Es muy recomendable llevar un pequeño botiquín acorde a nuestras necesidades frecuentes. Y después del viaje y en el caso de que necesite atención médica, deberá informar a su doctor de que ha realizado un viaje a zona tropical en los últimos 12 meses.

Se recomienda llevar desde España analgésicos, antibióticos, antisépticos, antiestamínicos, antidiarréticos, repelentes contra insectos y lociones calmantes contra picaduras y alergias.

LOS W.C. :

Se recomienda usar los de los pocos hoteles y restaurantes del país aunque ni siquera estos reunirán siempre las condiciones deseadas.

COMPRAS

Un hermoso recuerdo del país son las muestras representativas de la artesanía popular de Bután. En las aldeas del país se confeccionan cestas de un fino trenzado de caña. Con tiras muy estrechas de este material se fabrican maravillosas combinaciones. También es común el tejido de la seda, la lana y el algodón. Los telares que se consiguen son de una belleza inigualable. Otras fabricaciones características de Bután son las máscaras y las artesanías realizadas con el procedimiento de fundición de metales, gracias a lo cual se producen campanas, espadas y piezas de orfebrería. Si va a realizar alguna compra, es común el regateo, especialmente con las adquisiciones en las calles.

PRINCIPALES ARTÍCULOS A ADQUIRIR:

Las principales compras que se pueden hacer en Bután son productos con alto contenido espiritual y religioso. Así, los Libros de Oraciones butaneses son sagrados manuscritos sobre un papel hecho a mano y decorado con grabados. La preciosa artesanía local ofrece máscaras de vivos colores y «molinillos de oraciones», fabricados en madera tallada y metales nobles.

Se pueden adquirir, además, los «thangkas», pinturas o bordados budistas, que se enrollan en un cilindro cuyos bordes están hechos de brocados de seda. Los thangkas suelen decorar las paredes de los monasterios y las propias casas de los butaneses a modo de talismán, para protegerles de los malos espíritus. La artesanía textil comprende la lana, el algodón y la seda, como el «gho» que visten los hombres, o la «kira» que llevan las mujeres; ambas vestimentas son obligatorias para la gente local. Todos estos productos están a la venta en los mercadillos de Thimbu y de Paro a precios muy modestos, pero hay que tener en cuenta que está prohibido sacar del país figuras de Buda y antigüedades.

PRECIO FIJO O "REGATEO" :

Salvo las compras realizadas a vendedores callejeros, no hay que olvidar que los butaneses son gente educada y recta y no servirá de mucho intentar regatear los precios.

NIVEL DE PRECIOS :

Los precios suelen ser baratos. 

GASTRONOMÍA

Los platos de Bután se caracterizan por su exquisita fantasía y sus exóticas combinaciones. Dado el control turístico, los viajeros suelen comer en los hoteles (cuyos buffets ofrecen platos bastante variados), pero se pueden concertar algunas cenas en restaurantes locales para saborear alguna ración casera, ¡pero muy picante! La cocina butanesa se basa principalmente en el chile. El plato más popular es el ema datse, elaborado con enormes y verdes brotes de chile bañados en una salsa de queso. Aunque abunda el arroz blanco, los butaneses prefieren otras variedades coloridas de arroz, como el arroz rojo.

En lugares de gran altitud, el ingrediente principal es el trigo. También se ofrece cocina al estilo tibetano, como los momos (budines de frutas) y los thukpa (tallarines). En estas regiones frías se consume mucho tocino debido a su alta aportación de calorías, pero pocos turistas lo comen ya que a menudo está rancio.

Hay poca carne en todo el país; los más carnívoros tendrán que estar preparados para una dieta mayoritariamente vegetariana, pero saludable, a base de lentejas y otras legumbres, arroz, cereales, y postres lácteos, hechos principalmente de mantequilla de yac. Es habitual ver a los butaneses con las encías teñidas de rojo, debido a que mascan incesantemente una pasta llamada doma o buyo, hecha de pasta de nuez de areca y cal envuelta en una hoja de betel, muy picante y adictiva como el tabaco. Siempre se tiene la opción de comer cocina india u occidental, por lo tanto sin ser Bhután un paraíso culinario la oferta gastronómica es bastante razonable.

BEBIDAS :

Entre las bebidas típicas podemos encontrar el chang, la cerveza local y el arra, que es un licor muy particular pues es destilado del arroz, el maíz y el trigo.

TRANSPORTES

Bután no tiene ferrocarriles, pero se puede llegar a las ciudades más importantes utilizando los servicios de vuelos domésticos, en pequeñas avionetas. Otra forma de visitar Bután es a pie o por carretera.

Con un visado normal de turista, el guía asistente suele proporcionar todo el desplazamiento, que excluye el transporte público. Los autobuses locales son bastante incómodos, pues van repletos de gente, y las carreteras no son demasiado buenas. Se pueden alquiler coches con conductor en las agencias de viajes.

Una manera divertida de explorar Bután puede ser a través de la bicicleta, sobre todo en los alrededores de Thimbu y los valles de Paro, pero hay que tener en cuenta que la altitud del país puede dificultar la respiración.

TRANSPORTE AÉREO:

Druk Air, Tashi Air son las líneas aéreas de Bután, es la única compañía autorizada para aterrizar en el país. Por tanto para llegar a Bhután por aire hay que pasar por Druk air. Para los que vuelan desde Europa, lo normal es coger el vuelo en Delhi o Katmandú, donde Druk Air tiene una línea cuya frecuencia normal es de dos vuelos semanales. También es posible viajar con esta compañía desde Bangkok vía Dacca, Calcuta o Yangon donde la frecuencia de vuelos es de cuatro veces por semana.

En temporada alta (octubre y noviembre) Druk Air aumenta su número de vuelos. Esta compañía no tiene acuerdos ni enlaces con otras compañías del sector y sólo factura y controla el equipaje del tramo en que la compañía opera. Para comprar el billete con Druk Air hay que tener el número de autorización del visado en Thimbu, sólo así se puede conseguir.

Siempre hay que confirmar el vuelo, ya que son frecuentes los cambios de horarios. Para conseguir la información más actualizada se recomienda una visita a la página web de Druk Air: drukair.com, o contactar con su agencia en Thimbu:

Situado a 2.235 m. de altura, el aeropuerto de Paro es el único del país y debido a las colinas que lo rodean, la niebla provoca numerosos retrasos y esperas que hay que tener en cuenta a la hora de ajustar las conexiones internacionales. El vuelo Katmandú–Bután es uno de los más espectaculares que se pueden realizar en el Himalaya, siempre que haga buen tiempo.

TAXIS :

Los taxis también están disponibles, y sus precios son negociables, pero las tarifas pueden llegar a ser tan baratas que se puede caer en la explotación. El turista samaritano querrá pagar más de lo que los humildes taxistas pidan.

CORRIENTE ELÉCTRICA

La electricidad es de 230 voltios y de 50 ciclos.

PREFIJOS INTERNACIONALES:

Para llamar a Bután desde España: 00 + 975 + número de abonado

Para llamar a España desde Bután: 00 34 + teléfono del abonado español.

SEGURIDAD CIUDADANA

No hay lugares particularmente inseguros en Bután. Se puede decir que si a uno le roban en Bután es que tiene realmente muy mala suerte ya que en éste pequeño país los robos y la delincuencia son prácticamente inexistentes. El turismo es escaso y está implacablemente controlado, por lo tanto las precauciones a tomar se reducen a las lógicas en cualquier viaje.  

En la capital (Thimbu) pueden darse hurtos o robos no violentos, pero en general el país es muy seguro. Hay restricciones de acceso a determinadas regiones fronterizas, y es preciso tener permisos de fotografía y filmación. Se transcribe la información facilitada por el Ministerio Español de Asuntos Exteriores a principios del 2007:

Zona de riesgo.  Debido a los enfrentamientos armados que se han venido produciendo desde mediados de diciembre de 2003 entre las fuerzas de Bhután y diversos grupos militantes anti-indios en los distritos del sur de Bhután fronterizos con los Estados indios de Assam y Bengal Oeste, se desaconseja viajar a estas zonas del país.

Nota : No hay Caja automático de sacar dinero en Bhutan.